¿Qué es el fluoruro?

El fluoruro es un compuesto que contiene el elemento flúor, mineral que se encuentra en la corteza terrestre y en diversos componentes de la naturaleza. Existen varios alimentos que lo contienen y en algunos estados de nuestro país se encuentra añadido en la sal de mesa. Este mineral (flúor) ayuda en la prevención de caries y al fortalecimiento y remineralización de las piezas dentales.

El fluoruro en la odontología sirve para ayudar a reparar los dientes y evitar caries, ya que al llegar a los dientes es absorbido por el esmalte para evitar la desmineralización. En niños pequeños el fluoruro se concentra en los dientes que se encuentran en desarrollo ayudándolos a crecer más fuertes, y en adultos contribuye a tener un esmalte más resistente.

Mitos sobre el fluoruro

Existen varios mitos acerca del fluoruro, sobre si es seguro o no utilizarlo, sin embargo diversos estudios han comprobado que el fluoruro que consumimos en la sal y naturalmente en algunos alimentos ayuda a tener dientes y huesos más sanos.

Estos son algunos mitos acerca del fluoruro:

  • Causa cáncer
  • Es venenoso
  • Debilita los huesos y causa osteoporosis
  • Desmineraliza músculos y tendones
  • Causa enfermedades renales
  • Provoca calcificaciones en las arterias favoreciendo problemas cardiacos

En las cantidades adecuadas el fluoruro es benéfico para la salud y no causa problemas en otros órganos o tejidos, ya que es un mineral que se encuentra de forma natural en verduras, hortalizas, té, café, pescados y mariscos.

Como toda sustancia, el fluoruro en exceso puede causar fluorosis dental, en particular en niños menores de 8 años. Es importante conocer de dónde estamos obteniendo la mayor parte del fluoruro en nuestra alimentación, así como seguir el consejo de especialistas.

Entonces, ¿el fluoruro es bueno?

Sí. Los tratamientos odontológicos con flúor han demostrado que ayudan a reducir considerablemente los problemas de caries y de debilidad dental de la población, ya que si se tienen las dosis adecuada los dientes se fortalecen y se mantienen en estado óptimo.

FUENTES:
IPCS «Environmental Health Criteria for Fluorides», (EHC 227),
Summary of the Report, Chapter 1.7: Effects on humans